CSZ
inicio enlaces contacto
csz

---Inicio > Noticias

 servicios

Barcelona incorpora el ‘chemsex’ por primera vez como un problema de salud pública (18/09/2017)
Fuente: elpais.com El Plan de Drogas del Ayuntamiento abordará el fenómeno tras atender en 2016 unos 200 casos de consumo problemático de sustancias para practicar sexo. Las consecuencias del chemsex —un fenómeno casi exclusivo del colectivo gay y que se caracteriza por consumir varios tipos de drogas con el objetivo de mantener relaciones sexuales durante un largo período de tiempo— ya son un problema de salud pública. Aunque es un fenómeno casi residual, según los expertos, los riesgos para la salud —puede extender las infecciones de transmisión sexual (ITS) y generar dependencia a sustancias tóxicas— han alertado a las autoridades sanitarias. Así, el Ayuntamiento de Barcelona incorporará por primera vez el abordaje del chemsex —acrónimo de la expresión inglesa chemical sex— dentro del Plan de Drogas municipal. Los centros de atención y seguimiento de drogodependencias atendieron el año pasado 193 casos de consumo problemático de sustancias para tener sexo. Si bien es cierto que el uso de drogas recreativas en contextos sexuales no es nuevo y mucho menos exclusivo del colectivo gay, el chemsex tiene unas características que lo hacen particular: por ejemplo, el uso de determinadas sustancias (especialmente mefedrona, metanfetamina y GHB) para aguantar largas jornadas de sexo que pueden durar días. La combinación de estas drogas permite aguantar las fiestas sexuales pero deja a los participantes en un estado de semiinconsciencia que reduce la percepción de riesgo. Esto significa que pueden aumentar las conductas sexuales de riesgo (sin preservativo) y, en consecuencia, las ITS. De hecho, según el centro comunitario Barcelona Checkpoint, el chemsex puede triplicar el riesgo de infección por VIH en el colectivo gay. Pero donde han puesto el foco el Ayuntamiento de Barcelona y la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) es en la cara menos visible de este fenómeno: el consumo problemático y/o dependencia a algunas sustancias para tener sexo. Los centros comunitarios que atienden a este colectivo ya han empezado a reportar los primeros casos de consumo problemático de sustancias tóxicas vinculadas al sexo e incluso entidades como Barcelona Checkpoint han abierto consultas psicológicas para abordar estos casos. El Plan de Drogas del Ayuntamiento es tajante: "En los últimos años ha habido un aumento del porcentaje de hombres que inician tratamiento por trastornos de consumo de estas sustancias [metanfetaminas, mefedrona, GHB o ketamina] y en 2016 estos suponían el 7% del total de inicios de tratamientos por trastornos por uso de sustancias en hombres". Desde 2013, este porcentaje se ha duplicado. En el plan, la ASPB y el Ayuntamiento han puesto en marcha una estrategia para implementar, a corto plazo, programas de prevención y tratamiento por el uso de nuevas y viejas sustancias asociadas a contextos sexuales entre el colectivo LGTBIQ. En este sentido, el Consistorio apuesta por una atención "personalizada" a las personas derivadas del proyecto chemsex que requieran una intervención motivacional breve o un proceso terapéutico de larga duración. "Se trata también de una estrategia de reducción de daños y poner el acento también en casos muy iniciales para evitar que lleguen a tener un consumo problemático", concreta Maribel Pasarín, directora del Observatorio de Salud Pública de la ASPB. El consumo de heroína, estable Los responsables de Salud Pública han matizado que, pese a la alerta que han suscitado los pisos de compraventa de heroína en el barrio del Raval, el consumo de heroína en la ciudad no ha aumentado. Sigue estable. "Nos preocupa muchísimo lo que está pasando en el Raval por la gente que hay muy vulnerable y porque esta situación nos dificulta la lucha contra el estigma", ha reconocido la tercera teniente de alcalde, Laia Ortiz. Con todo, la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, sí ha reconocido que, en concreto, en el barrio del Raval, el número de jeringuillas recogidas en la calle aumentó en junio y julio, pero volvió a bajar a finales de agosto. "Hay que seguir el proceso y ver cómo evoluciona. No se pueden sacar conclusiones", ha apuntado. Pasarín ha concretado también que "más que un aumento, ha habido un movimiento" de consumidores de zonas metropolitanas, como La Mina, hacia el Raval, coincidiendo con los cambios en el mercado de venta de estas sustancias.
 
 
OTRAS NOTICIAS
 
A más del 40% de los jóvenes españoles les compensa emborracharse a pesar de los riesgos que asumen (21/09/2017)
 
Así afectan seis tipos de sustancias a las relaciones sexuales (11/09/2017)
 
El número de aragoneses en tratamiento por consumo de cannabis crece casi un 50% (10/09/2017)
 
Sanidad concede 371.182 euros a Aragón para luchar contra las drogas (08/09/2017)
 
        ●  Octubre - 2017
        ●  Agosto - 2017
        ●  Julio - 2017
        ●  Junio - 2017
        ●  Mayo - 2017
        ●  Abril - 2017
        ●  Marzo - 2017
        ●  Febrero - 2017
        ●  Enero - 2017
        ●  Diciembre - 2016
        ●  Noviembre - 2016
        ●  Octubre - 2016
        ●  Septiembre - 2016
        ●  Agosto - 2016
        ●  Julio - 2016
        ●  Junio - 2016
        ●  Mayo - 2016
        ●  Abril - 2016
        ●  Febrero - 2016
        ●  Enero - 2016
        ●  Diciembre - 2015
        ●  Noviembre - 2015
        ●  Octubre - 2015
        ●  Septiembre - 2015
        ●  Agosto - 2015
        ●  Julio - 2015
        ●  Junio - 2015
        ●  Mayo - 2015
        ●  Abril - 2015
        ●  Marzo - 2015
        ●  Febrero - 2015
        ●  Enero - 2015
        ●  Diciembre - 2014
        ●  Noviembre - 2014
        ●  Octubre - 2014
        ●  Septiembre - 2014
        ●  Agosto - 2014
        ●  Julio - 2014
        ●  Junio - 2014
        ●  Mayo - 2014
        ●  Abril - 2014
        ●  Marzo - 2014
        ●  Febrero - 2014
        ●  Enero - 2014
        ●  Diciembre - 2013
        ●  Noviembre - 2013
        ●  Octubre - 2013
        ●  Septiembre - 2013
        ●  Agosto - 2013
        ●  Julio - 2013
        ●  Junio - 2013
        ●  Mayo - 2013
        ●  Abril - 2013
        ●  Marzo - 2013
        ●  Febrero - 2013
        ●  Enero - 2013
        ●  Diciembre - 2012
        ●  Noviembre - 2012
        ●  Octubre - 2012
        ●  Septiembre - 2012
        ●  Agosto - 2012
        ●  Julio - 2012
        ●  Junio - 2012
        ●  Mayo - 2012
        ●  Abril - 2012
        ●  Marzo - 2012
        ●  Febrero - 2012
        ●  Enero - 2012
        ●  Diciembre - 2011
        ●  Noviembre - 2011
        ●  Octubre - 2011
        ●  Septiembre - 2011
        ●  Agosto - 2011
        ●  Julio - 2011
        ●  Junio - 2011
        ●  Mayo - 2011
        ●  Abril - 2011
        ●  Marzo - 2011
        ●  Febrero - 2011
        ●  Enero - 2011
        ●  Diciembre - 2010
        ●  Noviembre - 2010
        ●  Octubre - 2010
        ●  Septiembre - 2010
        ●  Agosto - 2010
        ●  Julio - 2010
        ●  Junio - 2010
        ●  Mayo - 2010
        ●  Abril - 2010
        ●  Marzo - 2010
        ●  Febrero - 2010
        ●  Enero - 2010
        ●  Diciembre - 2009
        ●  Noviembre - 2009
        ●  Octubre - 2009
        ●  Septiembre - 2009
        ●  Agosto - 2009
        ●  Julio - 2009
        ●  Junio - 2009
        ●  Mayo - 2009
        ●  Abril - 2009
        ●  Marzo - 2009
        ●  Febrero - 2009
        ●  Enero - 2009
        ●  Diciembre - 2008
        ●  Noviembre - 2008
        ●  Septiembre - 2008
        ●  Agosto - 2008
        ●  Mayo - 2008
        ●  Abril - 2008
        ●  Marzo - 2008
        ●  Febrero - 2008
 

 

Si quieres ayudarnos en nuestro proyecto...HAZTE SOCIO

hazte voluntario

Agenda



Publicaciones

 
CSZ Fundación Centro Solidaridad Zaragoza | Aviso legal
Servicios Centrales:
C/ Manuela Sancho, 3-9 50001 / Zaragoza
Teléfono: 976 200 216 / Fax: 976 200 218 / secretaria@csz.es
powered by ADCOM